Mañana tendremos otros nombres

Después de estar juntos por cinco años, la relación de Él y Ella (¡Sí los personajes no tienen nombres!) llega a su fin. Entonces, deben enfrentar su nueva situación en una época desoladora como la nuestra.
Galardonado en marzo con el Premio Alfaguara de novela, el jurado consideró que es “un texto sutil y sabio, de gran calado psicológico, que toma el pulso a las nuevas formas de entender los afectos”. Aunque ellos son los expertos, no estoy de acuerdo.
Para mí este libro está bien logrado desde lo formal (la gramática, la sintaxis, las figuras literarias) pero en el fondo carece de alma.
La historia es predecible y llena de lugares comunes y no la salva siquiera un giro sorpresa que hace casi al cierre. Además el autor es demasiado ambicioso para incluir temas coyunturales que deja a medio camino. A ratos la novela parece más un ensayo que tampoco logró cuajar.
Sin embargo, el principal problema está en los personajes, es difícil sentir empatía por ellos, no se hacen querer, pero tampoco odiar. Parecen en alguna medida autómatas que actúan de manera muy fría y calculada. Quizás la excepción sea Él, no porque esté mejor construido, sino porque se comporta ridículamente (con mucho melodrama) para sobrellevar el final de su relación.
Para cerrar, me gustaría decir que hay mejores novelas sobre las relaciones de pareja y sus complejidades en nuestros tiempos, por ejemplo Cómo perderlo todo (Alfaguara, 2018) de Ricardo Silva y Es mejor no preguntar (Planeta, 2018) de Sergio Ocampo.

Ficha
Título: Mañana tendremos otros nombres
Autor: Patricio Pron
Páginas: 267 páginas
Editorial: Penguin Random House, Alfaguara
Edición: Primera
Ciudad y año: Barcelona, 2019
ISBN: 978-958-5496-45-3
Calificación: ★★✰✰✰

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hulk, la furia verde

Batman (1989)

Una bruja que no hechiza