Gustavo Petro, la amenaza fantasma

Por estos días han causado mucho revuelo las últimas encuestas publicadas para medir la intención de voto de los habitantes de Bogotá. En las dos últimas, Gustavo Petro aparece bien posicionado y está en un empate técnico con el antes favorito Enrique Peñalosa e inclusive cuando las encuestas incluyen a Álvaro Uribe como posible candidato le sigue yendo bien. Como se podrá haber leído en "Basta de héroes" tengo varios reparos antes las candidaturas de esos caudillos que se presentan a cuanta elección haya, según ellos por su afán de servir, pero según yo veo por sus ansias de poder. El otrora aliado de los Moreno, fue así apenas poco más de un año candidato del Polo Democrático Alternativo. Ahora está en Progresistas, un movimiento basado en su persona, con ideas interesantes pero también con refritos de su programa de gobierno para la presidencia fusilado para adaptarlo a las condiciones de la capital. El nuevo escenario ha provocado que muchos se pronuncien al respecto, tanto en buenos términos como Felipe Zuleta Lleras en su columna "Petro vs. Peñalosa, ¿y Uribe?" el fin de semana  en EL ESPECTADOR o en palabras no tan favorables, como es el caso del bloguero Javier Andrés Flórez, que en la revista virtual KienyKe se despacha contra Petro. Lo cierto es que el ascenso de Petro ha puesto a muchos a pensar y a cambiar de estrategia.

  • Vea el perfil de Gustavo Petro que la Revista SEMANA hizo el año pasado: El llanero solitario.
  • Visite el minisite de Elecciones Bogotá 2011 aquí.

Comentarios

  1. Jesus, es una imprecisión demasiado grande el asegurar que Gustavo Petro es "otrora aliado de los Moreno", hay que tener presente que dentro del Polo Democrático siempre fue la antitesis de esa corriente y desde los apoyos a las alcaldias el estuvo con Maria Emma Mejia. Además, fue el de la mano de Carlos Vicente de Roux que se atrevieron a destapar la olla que todos temian pero nadie queria investigar.
    Ser integrante de un partido no quiere decir que todos esten pintado con la misma... Sino no existirian las figuras de disidencia. Además vale la pena ponderar la decisión de salirse del partido e inscribirse por firmas, eso es convicción, como la que muy pocos pueden mostrar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario. Por supuesto tengo claro por un lado la valiente actitud de Petro al retirarse del Polo y por otro el hecho de que dentro de un movimiento político hay diferentes tendencias. Pero, durante su campaña a la presidencia Petro nunca rechazó el respaldo de Iván Moreno, aunque sus actuaciones estaban ya empezando a ser cuestionadas. Por otra parte, al estilo de Mockus (a quien apoyé en 2010), Petro construye a partir de su figura.

    ResponderEliminar
  3. Dejo un link acerca de las contrariedades de Petro, sin desconocer sus denuncias al gobierno distrital de Samuel Moreno: http://www.lasillavacia.com/historia/14523?page=6

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Hulk, la furia verde

Batman (1989)

Una bruja que no hechiza