viernes, octubre 30, 2015

Sexto Aniversario

Cuando inicié el ejercicio de escribir este blog tenía claro que mi intención era compartir mis opiniones con otras personas. Ahora sé que era cierto, pero más importante aún, me he convencido de que escribo más que todo para mí mismo. 

Los textos que he compartido a lo largo de estos seis años son un bosquejo de mi personalidad y de los cambios que se han ido dando en mis intereses y emociones. Cualquiera que los lea puede encontrar un oscilante movimiento entre lo culto y lo popular, lo sagrado y lo profano. Los temas que abordaba en los primeros años han sido desplazados por otros, pero cada tanto vuelvo a mis obsesiones vitales.

A veces, leo mis escritos de hace unos años y me sorprendo gratamente por la calidad (no voy a ser innecesariamente modesto), en otras ocasiones me pregunto, ¿qué carajos estaba pensando cuando permití que mis dedos teclearan esto?

He tenido períodos de alta productividad y otros (como los últimos meses) en los que duro semanas sin escribir. Creo que esto es positivo, pues no hago las cosas por obligación, sino por una mezcla de placer y necesidad.

Para no hacer más larga esta declaración, acabo diciendo que estoy muy satisfecho de comenzar el séptimo año en mi blog, ESQUIRLAS.

Jesús
29 de octubre de 2015