domingo, agosto 09, 2015

El carrusel de la candidatización


Son nueve las personas que buscan la alcaldía de Bogotá. Dos mujeres, siete hombres. Aquí mi opinión y análisis a cerca de la actual situación:

Los rezagados I:

Hay tres candidatos que tienen un reconocimiento muy bajo entre la ciudadanía bogotana (Lea Del anonimato a desear el segundo cargo del país): Daniel Raisbeck, Alex Vernot y Ricardo Arias. Probablemente ellos mantendrán hasta el final su candidatura, pues a pesar de sus bajos números en las encuestas (hecho reiterativo en todas) y la poca disposición de gran parte de los medios tradicionales para incluirlos en foros y debates, lo que buscan es posicionar sus respectivos proyectos políticos y porque no decirlo, figuración.

Los rezagados II:

María Mercedes Maldonado y Carlos Vicente De Roux merecen tolda aparte. Ambos son personajes con mayor reconocimiento que los anteriormente mencionados. Ella fue secretaria de hábitat en la administración de Gustavo Petro y durante dos días, alcaldesa designada por el presidente Juan Manuel Santos. Él es un brillante concejal que militó en la filas del Polo Democrático Alternativo pero se alejó del partido después de hacer una juiciosa investigación sobre el carrusel de la contratación en la ciudad que publicó junto a Petro. A pesar de lo dicho, sus números son bajos. 

Probablemente Maldonado se mantenga en la contienda hasta el final (todos sabemos de la terquedad que acompaña a nuestro alcalde) pero la maquinaría de Bogotá Humana no está con ella. Por el lado del candidato del Partido Verde es posible que en algunas semanas realice una alianza con alguno de sus actuales adversarios, veo dos opciones: Rafael Pardo Rueda o Clara López Obregón, aunque si es con ella tendrá que tragarse un gran sapo y sería impresentable después de los roces que han tenido en recientes semanas.

El efecto Uribe:

Francisco Santos Calderón es el candidato del Centro Democrático, en los sondeos de distintas firmas figura de cuarto (alejado de los tres punteros). Teniendo en cuenta lo que ocurrió en la primera vuelta de las presidenciales el año pasado, puede que Pacho obtenga un poco más de los votos que las encuestas predicen, sin embargo, el abrazo de Álvaro Uribe Vélez siempre ha sido perjudicial para el candidato que recibe su bendición —sino pregúntenle a Juan Lozano (2003), Enrique Peñalosa (2007 y 2011)—. Veo pocas posibilidades de que esta campaña sea retirada (la obstinación de Uribe), pero, si cada vez es menos viable, algunos votos irán a parar donde Peñalosa.

Los punteros:

Enrique Peñalosa, Clara López y Rafael Pardo son de acuerdo a diferentes encuestas los candidatos que lideran la intención de voto. Dependiendo de la compañía encargada de la recolección y estructuración de datos, ellos se mueven en el podio.

¿Qué decir de Peñalosa? El eterno candidato. Después de perder en 2011 él mismo dijo que era "un muerto político", pero aquí lo tenemos otra vez. Me parece oportunista y poco serio pues se ha dedicado a alternar entre buscar la presidencia y la alcaldía de Bogotá. Si su candidatura se desinfla (creo que así va a ser) podría hacer coalición con Pardo, pero no está tan claro, como explicaré más adelante.

Los bogotanos nos equivocamos, y no contentos con eso, nos volvemos a equivocar y luego otra vez. Clara López puede ser la nueva equivocación. Esperemos que no sea así, pero...

Finalmente, hablemos de Rafael Pardo, creo que el Distrito está con él (aunque nunca lo reconocerán oficialmente). Es el candidato de la unidad nacional, pero sin Cambio Radical, que está con Peñalosa. Pardo, está jugando a dos bandas, ha intentado mostrarse como un candidato que busca una coalición de ciudadano más allá de los partidos, pero necesita sumar apoyos, ¿el problema? un apoyo velado de Petro es incompatible con una coalición con Peñalosa (crítico y rival del alcalde) que está cobijado por el partido del enemigo de nuestro burgomaestre, el vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Sin más que decir por ahora, hasta aquí llega este texto. Espere nuevos reportes y lea los programas de los candidatos.