miércoles, abril 01, 2015

Las ventajas de ser invisible


Hace algunas semanas, un domingo en la tarde, decidí buscar alguna película para pasar el rato. Encontré "Las ventajas de ser invisible" y decidí darle una oportunidad. Al final me llevé una grata sorpresa y quedé muy entusiasmado, tanto así, que leí el libro homónimo, que sirvió de base para construir el largometraje, que volví a ver por segunda vez cuando terminé con la lectura.

Charlie Kelmeckis (Logan Lerman), el protagonista de "Las ventajas de ser invisible", es un adolescente poco convencional, bastante aislado, quizás como consecuencia de que a su corta edad ha pasado por momentos difíciles que han moldeado su singular carácter, así él no sea muy consciente de esto. Charlie comienza primer año de preparatoria sin muchas expectativas pero para su fortuna encontrará por una parte un gran maestro que es capaz de valorar su inteligencia; y por otra, amigos entrañables que lidian con sus propios demonios, pero junto a los cuales descubre otras facetas de la vida y establece una relación provechosa para su crecimiento, no por eso exenta de altibajos y errores. 


Tráiler de "Las ventajas de ser invisible" (2012)

El libro se narra en primera persona y está construido de manera epistolar, lo cual hace que el lector se conecte de manera especial con la historia. Este es un elemento que la película incorpora de manera acertada, probablemente como consecuencia de que su autor Stephen Chbosky se encargó del guión y la dirección. 

Portada de "Las ventajas de ser invisible" (Alfaguara, 2012)

El relato es bastante intimista y aunque tanto la novela como la cinta están dirigidas a un público adolescente, pueden ser muy provechosos para cualquier personas de cualquier edad pues dejan lecciones de vida en una trama para nada compleja pero sí con situaciones de alta carga emocional.

Quizás un valor agregado que tiene para mi la película frente al libro es la presencia de la siempre bella Emma Watson, en el papel de Sam , interés romántico de Charlie. 

Quedan muy recomendadas de mi parte tanto la novela como la película.