martes, mayo 27, 2014

Comparaciones absurdas

Desde el pasado domingo 25 de mayo, día de elecciones presidenciales, comenzó a circular por redes sociales un comentario en el que se expresaba indignación porque para la final del concurso de televisión Yo Me Llamo hubo más votos que los depositados por los ciudadanos colombianos en las urnas de la Registraduría Nacional. Dado que esa noche muchos estábamos sorprendidos y hasta decepcionados con los resultados, era comprensible que la indignación se tradujera en un comentario tan ligero como ese.

Lo anterior sería anecdótico, pero se tornó ridículo, cuando el día de ayer 26 de mayo, el medio periodístico online Las2orillas publicó una nota titulada: “El Sandro de Yo me llamo, sacó más votos que los candidatos a la Presidencia”, en la que esencialmente se exhibe el mismo argumento expuesto por usuarios de Facebook y Twitter

Un medio serio (como considero es Las2orillas) no puede dejarse llevar por las prisas y abandonar el rigor al momento de publicar algo.

Una de las primeras lecciones que se recibe al aprender sobre el tratamiento de datos estadísticos es la composición de la muestra para la recolección de datos y el contexto en el cual se obtiene la información (en este caso: los votos). Y definitivamente, NO es posible comparar a Yo Me Llamo con las Elecciones Presidenciales 2014. Se me preguntará ¿por qué?, aquí va mi respuesta:
  • En Yo Me Llamo una persona puede votar más de una vez. En las etapas previas, cuando las votaciones se hacían por internet cada persona tenía 50 oportunidades de votar, sin embargo, esto se podía incrementar si el individuo contaba con más de un navegador web instalado en su dispositivo y más aún si tiene más de uno de estos (computador de escritorio, computador portátil, tableta o teléfono inteligente).
  • En la final del programa los votos solo se recibían mediante mensajes de texto, cuyo costo individual era de $ 1914 (IVA incluido). Entonces, aquí todo dependía de la cantidad de dinero que quisiera gastar la persona en apoyar a su artista favorito.
  • En Yo Me Llamo puede votar “todo el mundo”: menores de edad, colombianos mayores de 18 años, extranjeros que habitan en Colombia o en el exterior.
Finalmente, considero que no es bueno trivializar las cosas. Por un lado está el gusto por el espectáculo y en otro el deber ciudadano. En una persona no son incompatibles su gusto por la última película de X-Men o su interés en si Falcao irá al Mundial en Brasil, con su preocupación por la situación del país, el conflicto entre Israel y Palestina o el calentamiento global.