jueves, junio 13, 2013

Renacer

Renacer, esta es la palabra que quizás se ajusta mejor a lo que ha hecho DC Comics en varios frentes. Hechos que muestran lo dicho son el relanzamiento de todos sus comics desde el primer número en el verano de 2012, la gran apuesta por un nuevo Batman adaptado a nuestros tiempos (2005-2012) y ahora, cuando cumple 75 años de existencia, estamos a punto de ver en las salas de cine al superhéroe más famoso del mundo sin calzoncillos. Por supuesto que en estos últimos años también ha habido desaciertos – sería raro que no se presentaran – como por ejemplo la película Green Lantern (2011) protagonizada por Ryan Reynolds que mejor sería condenar al olvido.

“El caballero de la noche” fue un tema recurrente en los textos de este blog durante gran parte de 2012, por tal razón no me extenderé en elogios acerca de la magistral trilogía de Nolan que nos entregó un héroe muy humano en unas películas de excelente calidad que nos ayudaron a olvidar el sabor amargo de las cintas de los noventas Batman returns, Batman forever y Batman & Robin (la más sobrecargada en todo sentido). Si el lector, desea conocer más detenidamente cada una de los filmes inspirados en Batman lo invito a visitar el post La leyenda termina.

Hoy ocupa toda nuestra atención Superman, que al igual que su colega de Gotham City, parece que en esta época quiere ser conocido por algo más que un simple nombre; de ahí que la película que está a punto de ser estrenada se denomine “Man of Steel” (“El Hombre de Acero”, en español) para significar algo más profundo. Sin embargo, antes de esta aventura que reinicia la franquicia, el superhéroe ha tenido otras apariciones en el cine, siendo la primera Superman and the mole-men, seguida por la serie filmica protagonizada por Christopher Reeve entre finales de los años setenta y finales de los ochenta. Luego, el kriptoniano desapareció de escena hasta el año 2006 cuando volvió con Superman Returns (la cual retoma la trama de las dos primeras películas de la saga original, con algunas perdidas importantes de continuidad, y desecha Superman III y Superman IV).

Con Man of Steel tenemos que mandar al olvido todas las entregas anteriores y como hicimos con Batman Begins (2005) arrancar el contador en ceros, lo cual no será difícil pues aunque cuando las películas protagonizadas por Reeve son ya clásicos, sus efectos especiales hoy en día nos parecen poco creíbles (por decir lo menos) y la presencia de Lois Lane (Margot Kidder), exasperante. Ni hablar de la cinta de 2006, Superman Returns, de la que se esperaba mucho y en la cual hasta el gran Kevin Spacey encarnando al archienemigo de Superman, Lex Luthor, se ve ridículo.

Trailer de Man of Steel (2013)