martes, junio 19, 2012

Extrañando a Naranjo

"Naranjo dejó huella" por Matador (EL TIEMPO)
Desde hace pocos días el General José Roberto León Riaño asumió como Director de la Policía Nacional. Aunque se le debe conceder un tiempo prudencial para que se adapte al cargo sus erráticas declaraciones ya hacen que algunos extrañemos al General (R) Óscar Naranjo, quien con su buen desempeño logró la aceptación de sus hombres y también de gran parte de la sociedad colombiana.

En el bochornoso caso del General (R) Mauricio Santoyo se ha notado más la inseguridad que acompaña al General León Riaño. Esta mañana en entrevista como 6 A.M. de Caracol Radio mostró que ni siquiera tenía muy claras algunas de las funciones que tiene como director de la entidad (Escúchese con atención la grabación desde 06:15 a 07:00).


Como se dice comúnmente, Naranjo "tiene velas en este entierro"; sin embargo, él, al contrario de su sucesor, ha tomado al toro por los cuernos y ha sido claro en sus pronunciamientos al afirmar: "Soy responsable del ascenso del general Santoyo". Esta noche en el programa Hora 20, también de Caracol Radio, precisó sus declaraciones (Lea la nota).

Si seguimos así, extrañaremos mucho al mejor policía del mundo.


Hoy, el periódico The New York Times publicó un artículo de opinión del escritor antioqueño Héctor Abad Faciolince titulado "An Ex-President Who Won’t Keep Away", el artículo es supremamente interesante y creo que recoge el sentimiento de muchos que deseamos que Álvaro Uribe deje gobernar a su sucesor y se haga la idea de que ya no está en el solio de Bolívar. El ex-presidente envió una respuesta, Abad replicó y finalmente Uribe contraatacó. Los argumentos de ambos son respestables, sin embargo, me parece que las palabras de Abad son sensatas y como ya lo dije unas líneas más arriba nos interpretan a muchos. (La imagen de la derecha ha sido tomada de la página de The New York Times y acompaña el escrito de Héctor Abad).