sábado, mayo 19, 2012

Claraboya

"En todas las almas, como en todas las casas, además de fachada, hay un interior escondido" Raul Brandão
Título: Claraboya
Título original: Claraboia
Autor: José Saramago
Traducción: Pilar del Río
Páginas: 417
Editorial: Alfaguara (Bogotá, 2012)
ISBN: 978-958-758-365-6
Calificación: **** 

Tenía antojos de leer este libro, sin embargo, no lo compré sino que me lo regaló una de aquellas valiosas personas que uno se va encontrando por la vida y a la que deseo lo mejor de las suertes en todo.

Claraboya es la primera novela escrita por José Saramago, para ser más preciso "la novela pérdida donde todo comenzó" pues la editorial a la cual el autor la envió la condenó al olvido y durante décadas no emitió respuesta hasta que por esas jugadas del destino el escrito apareció en una mudanza y entonces llamaron a su propietario comentándole del magnífico hallazgo y proponiéndole publicarlo; sin embargo, él se negó rotundamente y durante los años que le duró la vida nunca lo hizo.

Afortunadamente su viuda y traductora al español, Pilar del Río, tomó la decisión de darle a conocer al mundo el primer gran ejercicio de escritura del maestro Saramago.

En Claraboya, ambientada en la Lisboa de mitad del siglo XX, el lector se adentrará en la dinámica de un vecindario habitado por una serie de personajes que arrastran consigo alegrías, problemas, recuerdos, penas y vergüenzas. 

El joven Saramago, a sus treinta y un años, estructura magistralmente su obra pues va saltando de casa en casa a medida que transcurren los capítulos, describiendo el mundo de cada uno de los personajes pero también permitiéndonos observar como sus vidas se entrecruzan, como sus acciones favorecen a los otros o por el contrario los perjudican. Vemos como pequeñas cosas a las que en la cotidianidad no valoramos en su real dimensión pueden provocar giros dramáticos a nuestro alrededor.

A pesar de lo vieja, Claraboya es tremendamente actual. Las alegrías y los pesares de sus personajes son los mismo de nosotros hoy en día. A la vuelta de la esquina podemos encontrar un escéptico Abel, una mantenida Lidia, una subyugada Justina, o una joven María Claudia que despierta a la vida.

En resumidas cuentas como dice el prólogo del libro "Claraboya es el regalo que los lectores de Saramago se merecían". Es una forma de mostrarnos que sigue vive y que mejor manera que conocer su primera creación, no su Adán es seguro, pero si su Abel.


ESQUIRLAS
  • Desde el día de ayer circula la segunda edición de la Revista VEA, aunque no soy muy aficionado a este tipo de publicaciones me parece un producto interesante pues no se queda en el chisme sino que cubre el mundo del espectáculo y lo hace imparcialmente, es decir, hablando de las producciones y personajes de ambos canales privados. Además es muy barata - Artículo relacionado Lea Para que Vea (II) -
  • Pinta interesante el estreno de "Escobar, el Patrón del Mal" de Caracol Televisión pues además de la calidad de la producción (se observa en las promos) se arriesgan a usar los nombres reales de las personalidades que estuvieron involucradas en ese triste episodio de nuestra historia nacional.