domingo, abril 08, 2012

Una imagen vale más que mil palabras, ¿Cuánto?

Dice el conocido refrán "Una imagen vale más que mil palabras" y en la sociedad actual esta premisa es sabia pues se ajusta a la realidad. Las empresas, las instituciones y los gobiernos se esfuerzan tanto creativa como económicamente para generar una imagen corporativa que se consolida en un logo que sea atractivo para el público y que en lo posible resuma el espíritu de las políticas y visión de una entidad.

En el caso bogotano hemos visto como cada nuevo gobernante selecciona una imagen que supuestamente represente su plan de desarrollo y el talante de su gestión.

Alcaldía de Luis Eduardo Garzón (2004 - 2007)

Alcaldía de Samuel Moreno Rojas/Clara López Obregón  (2008 - 2011)

Alcaldía de Gustavo Petro Urrego (2012 - 2015)

Los cambios también se nota en los medios de comunicación oficiales de la administración distrital, por ejemplo, la semana que termina el Canal Capital cambió otra vez de logo para ponerse a tono con la "Bogotá Humana" del Alcalde Petro.

Logo antiguo Canal Capital

Logo antiguo Canal Capital





Logo durante Alcaldía Moreno

Nuevo logo del Canal

Finalmente, los cambios se han notado también en el periódico oficial de la capital. En diciembre de 2008 surgió Adelante Bogotá como "Un periódico gratuito, cuyo contenido está dirigido a la ciudadanía, busca contarle acerca de los avances que ha tenido la Administración del Alcalde Samuel Moreno y todas las entidades que la conforman". Durante los meses en los cuales Clara López estuvo a cargo de la Alcaldía como consecuencia de la sanción que la Procuraduría General de la Nación le aplicó a Moreno Rojas, este medio continuó y se revitalizó con un acertado rediseño. En marzo de este año, salió a la luz Humanidad, que esencialmente se encarga de la misma propaganda que Adelante Bogotá, sólo que ahora en línea con la concepción de ciudad del nuevo habitante del Palacio Liévano. Hoy, 08 de abril, salió la segunda entrega de Humanidad, un especial de cuatro páginas dedicado al balance de los primeros cien días del gobierno Petro. Se nota que el medio impreso todavía busca identidad.




Logo original de Adelante Bogotá

Logo durante los meses de López Obregón

Logo de la primera edición de Humanidad

Logo de la segunda edición de Humanidad

Todo lo anterior es muy bonito, algunos de los logos se notan mejor acabados y son más atractivos para el espectador. Sin embargo, me pregunto, ¿Cuánto vale cambiar la imagen institucional cada vez que hay tranmisión de mando? ¿Qué pasa con los contratos, por ejemplo, para la impresión del periódico si se decide otorgárselos a otra empresa? ¿Cuántos ejemplares de cada edición del periódico se imprimen? ¿Cuántas personas leen a conciencia el periódico del distrito? ¿Habrá cambios significativos o el cambio de logo sólo es una forma de autopromoción?