miércoles, noviembre 30, 2011

Dos críticas merecidas

La Impunidad

Alguien medianamente informado en temas deportivos en Colombia sabe quien es 'Teo' Gutiérrez (Barranquilla, 1985). Jugador de fútbol que actualmente se desempeña como delantero de Racing Club de Argentina, luego de haber estado en Barranquilla F.C., Junior de Barranquilla y Trabzonspor de Turquía. Últimamente él ha estado en el ojo del huracán y no precisamente por mal desempeño futbolístico sino por sus declaraciones, sus acciones al margen del Fair Play y sus incumplimientos. 
Teófilo Gutiérrez agrede a un árbitro
Gutiérrez es talentoso, nadie puede negarlo, pero sus habilidades le han servido para creerse mejor que muchos. Creo yo que él está convencido de que tiene Patente de Corso para hacer lo que se le venga en gana e incumplir los compromisos previamente adquiridos. Lo más triste del asunto es que parece tener razón: volvió de Turquía envuelto en un hecho por decir lo menos poco claro y bochornoso, aún así, logró ir al fútbol argentino pero ahora le falla a su equipo llegando tarde a la concentración (y el entrenador acepta esto), descalifica a los equipos rivales y haciendo gala de incontinencia verbal afirma que Lionel Messi es un jugador más bien normalito.

En resumen, Teófilo Gutiérrez personifica la impunidad, es un ejemplo público de aquellas personas que actúan mal en la vida, que son inconstantes y evaden sus compromisos pero que cuenta con las suficientes mañas para siempre salirse con la suya. Lo único bueno de la situación es que algún día llega alguien que las confronta y las aterriza.

Oposición a ultranza

En 2010 el eslogan de la campaña para el senado de Jorge Enrique Robledo era "Robledo, soy yo" que pretendía conectar con los votantes haciéndoles ver que el aspiraba a repetir cargo para según entiendo compartir esa prácticas corruptas tan propias de la clase política colombiana. Su intento es decir que él es un ciudadano decente que lucha por la justicia social. En el caso de Robledo lo creo, él es un personaje valiente que ha llevado a cabo debates realmente importantes en el marco del Congreso de la República. Sin embargo, él tiene un pequeño problema se opone sistemáticamente a todo, por que sí o por que no, pero lo termina haciendo. Como dijo el senador Camilo Romero uno de los integrantes del grupo que se declaró en rebelión frente a la dirección nacional del Polo Democrático Alternativo“(Jorge Enrique Robledo) cree que su palabra es la palabra de Dios y creo que está bastante lejos de Dios; y él ha sido contundente y fuerte en su tono vehemente pero que no tiene la razón”
El senador Robledo como se diría popularmente se la cree completamente; es un representante de esa izquierda que describió la Alcaldesa (d) de Bogotá D.C., Clara López Obregón recientemente en una entrevista: “Ufff. Nos tomamos (la izquierda) muy en serio. Hay una falta de humildad al creernos con la verdad revelada. Pero se hace mejor al escuchar, porque a veces el equivocado es uno”.

Robledo no está convencido de que todos somos potencialmente como él, sino que él lo es todo y su palabra es la ley.