miércoles, octubre 05, 2011

La partida de Steve Jobs

Cada tanto, la humanidad tiene la fortuna de contar con personajes excepcionales que revolucionan su tiempo y dejan una profunda huella que perdura a través de los años. 

Por ejemplo, en el siglo III a.C. la inteligencia de Arquímedes iluminó a Siracusa y de paso a toda Grecia, pues sus avances en diversas ciencias y en la ingeniería fueron y aún son cruciales en muchos campos de la cotidianidad.

Ya un poco más cerca de la actualidad, en la segunda mitas del siglo XV, nació Leonardo da Vinci, sin duda un verdadero genio que hizo aportes impresionantes a las artes y la ingeniería.

Nosotros, somos afortunados, de poder haber vivido en el tiempo de Steve Jobs y disfrutado de su genio creativo que nos trajo otra forma de comunicarnos, una manera de ir más allá de donde imaginamos. Con su partida el mundo pierdo a un nuevo prototipo de héroe, el innovador.

Es increíble que su muerte nos toque tan profundamente. Muchos alrededor del planeta, que obviamente nunca tuvimos la oportunidad de verlo de frente, lamentamos su partida.

¿Cuanto tiempo pasará para que vuelva a aparecerse un personaje del talante de Jobs?

Mientras tanto, paz en su tumba y gracias por haber compartido su magia con nosotros.