miércoles, marzo 09, 2011

Viaje al centro de ... Bogotá

Y todo comenzó cuando decidí que hoy era el día para obtener mi contraseña y así tener cédula nueva después de haberla perdido con toda la billetera el fin de semana pasado.

Fui primero al Centro Administrativo Distrital (CAD) en la Carrera 30 con Calle 26 a realizar el trámite, pero también con un poco de esperanza visite el banco de documentos extraviados para saber si de casualidad mis papeles estaban.

En este lugar me emitieron una contraseña después de haberme tomado una foto (improvisada, que horror!), las huellas y registro de mi firma. Finalmente el funcionario me dijo que tenía que ir hasta la Registraduría Distrital ubicada en el centro para que me validaran mi nuevo documento provisional de identificación.

Caminé hasta la caótica y destruida 26 para tomar un bus que me llevara hasta mi destino la Carrera 10 con la Calle 13 para luego subir hasta la Séptima, pero cuando mi transporte iba a la altura de la Carrera 13 con Calle 20 se detuvo al igual que todos los carros que nos circundaban y entonces al igual que casi todos los pasajeros decidí abandonar el bus y caminar.

Cuando empecé a ir hacia el oriente y llegué hasta la séptima me di cuenta que había una manifestación que en principio era de las personas que producen y venden leche cruda, sin embargo, como siempre en estas cosas finalmente se terminan anexando otras causas dispares. 

Anduve en la misma dirección que la marcha y cuando llegué a mi destino me enteré que el edificio estaba clausurado y ahora la entidad funcionaba en la Calle 14 con Carrera 8, entonces, resignado fuí hasta el otro punto. Allá me atendieron relativamente rápido y bien y recibí la que será mi identificación al menos por los próximos tres meses (teniendo muchas esperanzas en que la cédula salga rápido).

Después de culminar mi trámite fui hasta el Ministerio de Agricultura, lugar donde culminaba la marcha y que coincidencialmente quedaba a la vuelta de la esquina de la Registraduría.

Sobre la Avenida Jiménez (Calle 13) había un mar de gente. Muchos de los manifestantes habían llevado con ellos sus cantinas y sus ruanas para que los espectadores no nos despistáramos del gremio que organizaba el evento.



Estando allí recibí una revelación y descubrí que todo sigue igual. Alguien con un micrófono en la mano gritaba las mismas consignas de siempre obviamente ajustadas a la ocasión: "No a la importación de lacto-suero, no a los TLC's, abajo el gobierno neoliberal de Juan Manuel Santos, abajo el ministro neoliberal". Y allí también estaban los policías cumpliendo su deber: mantener el orden aunque sea con garrote.

Por otra parte, fue testigo y víctima del caos que se vive en el centro por cuenta de las obras de Transmilenio sobre la Carrera 10. Hace muchos meses que no estaba en ese sector de la ciudad pero realmente quedé sin pocas ganas de volver hasta que las cosas mejoren.

ESQUIRLA: Excelente el primer episodio de tercera temporada de El Pequeño Tirano. En cuatro minutos y medio hacen un recorrido por los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe y algunos de los retos que tiene Juan Manuel Santos, sobretodo por el cambio de estilo frente a su antecesor. Según he leído los capítulo serán más frecuentes. El vídeo tiene una animación muy agradable y referencias a algunas películas de gran recordación.