domingo, marzo 20, 2011

Cuando la 'mierda' es más peligrosa que el cianuro

Esta semana no fue convulsionada solamente por los efectos del terremoto-tsunami de Japón y la situación de violencia que enfrenta Libia. En Colombia fue tema trascendental el proyecto para la explotación a cielo abierto de oro en el Páramo de Santurbán (Santander).

El día jueves la canadiense GreyStar Resources Ltd. dijo que desistía de la solicitud para la licencia de explotación de su proyecto Angostura. Sin embargo, al día siguiente matizó su decisión con un comunicado en que se afirma que la compañía seguirá insistiendo en su deseo de hacer la realidad la extracción del oro que hay en la región con un nuevo proyecto que corrija los errores del que por estos días ha despertado tanta polémica.

El mismo viernes en entrevista para Caracol Radio el Ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, afirmo de la manera más cándida que "ese oro hay que sacarlo" y enumeró una serie de fallas que tenía el proyecto Angostura tal y como se había presentando. Lo indignante es que sólo hasta el momento en que la empresa desiste, Rodado ve lo que muchos ya habían manifestado y decide negar la licencia (Ya para que!). Igualmente, desconcierta el silencio de la tan mentada Alta Consejera para la Gestión Ambiental y la Biodiversidad, Sandra Bessudo Lion

Vladdo. Revista SEMANA 20.03.2011

La noche del miércoles en Hora 20, el mejor programa de opinión en radio, Néstor Morales organizó un debate entre Victor Guimaraes de GreyStar, Manuel Rodríguez exministro de Ambiente, Erwing Rodríguez-Salah de Fenalco Bucaramanga y Claudia Jiménez del Gremio de Minería. La señora Jiménez fue asesora de la Superintendencia de Industria y Comercio y  del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP). Luego, Embajadora Extraordinaria y Plenipotenciaria de Colombia ante los Gobiernos de Suiza y Liechtenstein. Finalmente, en enero de 2009 fue nombrada por AUV como  Alta Consejera Presidencial para la coordinación del Consejo de Ministros. Ella esgrime que hay afirmaciones falsas que enrarecen el ambiente y hacen que la gente rechace a todo el sector que ella representa. Lo que ella sostiene es en parte cierto, pero  uno no la puede tomar en serio cuando se atreve a decir que los excrementos de vaca son un peligro para el ambiente y los compara con el cianuro que se emplea en la extracción de oro. Esto lo dijo palabra por palabra en el programa que ustedes pueden escuchar cuando deseen aquí.

El gobierno del Presidente Santos tiene el inmenso reto de no permitir que su locomotora minera se descarrile. Por ejemplo en el páramo de Santurbán están presente mineros ilegales que desangran el lugar con métodos artesanales y hasta que no haya una regulación clara y severa al respecto lo seguirán haciendo.

Deseo

Este fin de semana he visto por segunda vez en mi vida "A Streetcar named Desire". Una magnífica producción de la Warner Bros Pictures del año 1951.


La película narra la conmoción que sufre la relación de la joven pareja formada por Stanley Kowalski (Marlon Brando) y Stella (Kim Hunter) con la llegada de la hermana de esta última Blanche Dubois (Vivien Leigh) a la desordenada Nueva Orleans desde su pueblo Auriol en Missisipi, dejando atrás su propiedad Belle Rive después de haberla perdido como consecuencia de deudas acumuladas. Los Kowalski esperan un hijo y lo que debería ser un tiempo de felicidad se ve transformado en una cadena de discusiones entre el trío de protagonistas, pues Blanche ha ocultado una parte importante de su vida durante los últimos años, luego de que Stella dejara el hogar para ir a Louisiana, que tiene que ver con sus ocultas pasiones.

La frase: "Los funerales son lindos en comparación con las muertes"
Blanche es narcisista, contradictoria y desesperante. Stanley es un hombre con excelente aspecto físico, pero sin modales, que sufre de ataques de furia que terminan con la destrucción de los pocos objetos de su apartamento ubicado en Elysian Fields Avenue del Barrio Francés de Nueva Orleans. Stella por su parte ama a su marido pero también a su hermana y sufre con la tensión que se evidencia entre ellos. Sin embargo, más allá del lío por las acciones y omisiones de los personajes, se respira una carga sexual no manifiesta físicamente entre Stanley y Blanche que le valió la censura de tres minutos por parte de la Legión de la Decencia de U.S. cuando salió a los cinemas en la década de los 50's.

"A Streetcar named Desire" fue nominada a doce Academy Awards, de los cuales ganó: Mejor Actriz, Vivien Leigh); Mejor Actriz de Reparto, Kim Hunter; Mejor Actor de Reparto, Karl Malden (en el rol de Harold "Mitch" Mitchell, amigo de Stanley y pretendiente de Blanche) y Mejor Dirección de Arte - Decoración de Set en blanco y negro. Marlon Brando fue Nominado como Mejor Actor por un papel que a mi personalmente me parece formidable pero perdió ante Humphrey Bogart (The African Queen).


Recomiendo sin dudarlo la película pues un clásico del cine que a pesar de la precariedad de los recursos visuales cuenta con una ambientación y un sonido envidiables y por supuesto una historia atrapante.

miércoles, marzo 09, 2011

Viaje al centro de ... Bogotá

Y todo comenzó cuando decidí que hoy era el día para obtener mi contraseña y así tener cédula nueva después de haberla perdido con toda la billetera el fin de semana pasado.

Fui primero al Centro Administrativo Distrital (CAD) en la Carrera 30 con Calle 26 a realizar el trámite, pero también con un poco de esperanza visite el banco de documentos extraviados para saber si de casualidad mis papeles estaban.

En este lugar me emitieron una contraseña después de haberme tomado una foto (improvisada, que horror!), las huellas y registro de mi firma. Finalmente el funcionario me dijo que tenía que ir hasta la Registraduría Distrital ubicada en el centro para que me validaran mi nuevo documento provisional de identificación.

Caminé hasta la caótica y destruida 26 para tomar un bus que me llevara hasta mi destino la Carrera 10 con la Calle 13 para luego subir hasta la Séptima, pero cuando mi transporte iba a la altura de la Carrera 13 con Calle 20 se detuvo al igual que todos los carros que nos circundaban y entonces al igual que casi todos los pasajeros decidí abandonar el bus y caminar.

Cuando empecé a ir hacia el oriente y llegué hasta la séptima me di cuenta que había una manifestación que en principio era de las personas que producen y venden leche cruda, sin embargo, como siempre en estas cosas finalmente se terminan anexando otras causas dispares. 

Anduve en la misma dirección que la marcha y cuando llegué a mi destino me enteré que el edificio estaba clausurado y ahora la entidad funcionaba en la Calle 14 con Carrera 8, entonces, resignado fuí hasta el otro punto. Allá me atendieron relativamente rápido y bien y recibí la que será mi identificación al menos por los próximos tres meses (teniendo muchas esperanzas en que la cédula salga rápido).

Después de culminar mi trámite fui hasta el Ministerio de Agricultura, lugar donde culminaba la marcha y que coincidencialmente quedaba a la vuelta de la esquina de la Registraduría.

Sobre la Avenida Jiménez (Calle 13) había un mar de gente. Muchos de los manifestantes habían llevado con ellos sus cantinas y sus ruanas para que los espectadores no nos despistáramos del gremio que organizaba el evento.



Estando allí recibí una revelación y descubrí que todo sigue igual. Alguien con un micrófono en la mano gritaba las mismas consignas de siempre obviamente ajustadas a la ocasión: "No a la importación de lacto-suero, no a los TLC's, abajo el gobierno neoliberal de Juan Manuel Santos, abajo el ministro neoliberal". Y allí también estaban los policías cumpliendo su deber: mantener el orden aunque sea con garrote.

Por otra parte, fue testigo y víctima del caos que se vive en el centro por cuenta de las obras de Transmilenio sobre la Carrera 10. Hace muchos meses que no estaba en ese sector de la ciudad pero realmente quedé sin pocas ganas de volver hasta que las cosas mejoren.

ESQUIRLA: Excelente el primer episodio de tercera temporada de El Pequeño Tirano. En cuatro minutos y medio hacen un recorrido por los ocho años del gobierno de Álvaro Uribe y algunos de los retos que tiene Juan Manuel Santos, sobretodo por el cambio de estilo frente a su antecesor. Según he leído los capítulo serán más frecuentes. El vídeo tiene una animación muy agradable y referencias a algunas películas de gran recordación.