domingo, diciembre 19, 2010

Cada vez más y mejores barcos

Hasta hace unos años cuando alguien pensaba en entrar a la Internet, inmediatamente, esta persona sabía que tenía que hacer clic en esa letra e con una órbita a su alrededor. Microsoft Internet Explorer (I. E.) era la nave para disfrutar la aventura en la nube y punto.
Con el paso del tiempo y dentro de esa tendencia global de que surjan cada vez más opciones para que los usuarios puedan hacer lo mismo con distintas herramientas el mercado de los Web Browsers ha crecido y hoy cuenta con una generosa oferta de opciones.
Cuento mi experiencia. Después de trabajar con I.E. el siguiente navegador que conocí fue Mozilla de Firefox, una herramienta construida a muchas manos bajo la filosofía del software libre, lo cual ya marcaba distancias entre éste y su competidor de la gigante Microsoft Corporation. Al principio, no me gustó, quizás porque estaba demasiado acostumbrado a I.E. Hoy, a pesar de que reconozco algunas de las ventajas que tiene sobre otros de sus competidores, no lo uso, no es de mi agrado.
En el segundo semestre de 2008, apareció Chrome de Google (que ya va en su octava versión en tan corto tiempo). Desde el principio me gustó. Lo uso y lo recomiendo sin dudar. Es minimalista, veloz, seguro y nunca se bloquea. El pero es que muchas páginas, sobretodo de entidades del gobierno, están diseñadas para    sistemas obsoletos existentes antes del 11-S.
Alguna vez descargando iTunes de la página de Apple encontré que existía otro navegador que se llamaba Safari, muy bonito y lo instalé por la novedad. No lo uso mucho aunque se maneja casi que por intuición. Creo que es importante conocerlo pues viene por defecto en el iPad, el iPhone y el iPod Touch.
A la par con mi exploración de nuevas opciones he seguido empleando el hoy denominado Windows Internet Explorer que hace pocos meses lanzó la versión 9 en fase beta, de la cual ya hablé en una entrada anterior. Antes, he usado las versiones 6 - por mucho tiempo - 7 y 8 de esta aplicación. No puedo afirmar que lo detesto, me gustan algunas de sus cosas (la última versión es muy agradable a la vista), pero me parece pesado, inseguro y con una tendencia impresionante a bloquearse hasta por el vuelo de una mosca al lado del computador.
Después de narrar mi experiencia los invitó a dejarnos conocer las suyas ya sea por medio de comentarios en este post o respondiendo la encuesta.

lunes, diciembre 13, 2010

Las guerras de nuestros tiempos


Aunque hoy en día la amenaza de un conflicto bélico de escala mundial sigue estando presente, también se dan otros enfrentamientos en campos que hasta hace unos años jamás se hubiesen imaginado.

Precisamente en nuestro tiempo existen escenarios como la Internet donde se libran espectaculares batallas entre poderosos combatientes. El ejemplo más reciente de tal realidad es por un lado el veto que se le está imponiendo a los usuarios de sitios como facebook, twitter, paypal, amazon entre otros para opinar, apoyar o adquirir la información de la polémica Wikileaks y por otro están los hackers que para mostrar la simpatía que sienten por Assange boicotean las mismas páginas antes mencionadas. En mi opinión en este enfrentamiento en particular todos pueden salir perdiendo, por un lado los medios poderosos que se arriesgan a que muchos usuarios cancelen sus cuentas y por el otro lado los seguidores de Wikileaks que aunque ahora cubierto por el anonimato pueden ser posteriormente involucrados con procesos penales en E.U. y Europa.

ESQUIRLA:
Esta mañana en 6 a.m. Hoy por Hoy de Caracol Radio, el senador Juan Fernando Cristo del Partido Liberal concedió una entrevista en la cual dijo de como iba el trámite en el Congreso de la fundamental Ley de Víctimas. Cristo habló las resistencias que había en algún sector del uribismo y también desmintió al Ex Presidente Uribe que en una entrevista para El Colombiano el fin de semana pasada afirmó que su gobierno impulsó la mencionada ley. Lo dicho por Uribe no puede estar más lejos de la verdad, pues nadie ha puesto más trancas a este objetivo que el señor Ex Presidente. La entrevista completa a Cristo a continuación.

miércoles, diciembre 08, 2010

Un desafío para nuestra 'berraquera'

En esta entrada quiero abordar dos temas que en principio son diferentes pero que tienen un mismo hilo conductor, el tema de mayor relevancia hoy en día en Colombia, la temporada invernal y sus devastadores efectos en varios lugares del país.

En primer lugar quiero hablar de la alocución de Juan Manuel Santos el día de ayer para declarar la Emergencia Social, Económica y Ecológica. Un discurso incluyente que acude a despertar las fibras más sensibles de todos nosotros es la herramienta que usó Santos no para pedir apoyo para el gobernante sino para el gobierno y sus instituciones vinculadas a la atención de los estragos del invierno. Las palabras del Presidente fueron como ya se ha vuelto frecuente un mensaje de unidad, el cual uno no puedo rechazar pues su posición es muy clara, es el Jefe de Estado de todos los colombianos y no solamente de una fracción de la población.

Esta nueva tarea que emprende JMS es una labor titánica para todos, pues se deben salvar vidas como él lo manifesto al tiempo que se corrigen los errores del pasado y se va cerrando la brecha de las desigualdades sociales en nuestra patrica. Sin dudas, es una apuesta muy arriesgada en la que puedo tanto ganar como perder capital político.

Lo que queda ahora como ciudadanos es aportar a tan loable iniciativa como ciudadanos que somos, ya sea en contribución económica o material de acuerdo a las posibilidades de cada uno. Tenemos que dejar a un lado el pesimismo de que los recursos no llegaran a sus justos destinatarios y confiar en que los encargados de manejar las ayudas lo harán de forma correcta.

También tiene un inmenso desafío la empresa privada que debe demostrar que es responsable socialmente haciendo generosos aportes para mitigar el desastre. Ya hay varios ejemplos de organizaciones que se han vinculado a Colombia Humanitaria con sus donaciones. Sin embargo, su colaboración creo se hace a cambio de una contraprestación, el hecho de aparecer ante la opinión como benefactores de los necesitados. Ejemplifico con el caso de LG Colombia que afirma que por cada persona que se haga miembro de su página "LG COLOMBIA FANS" en facebook aportará quinientos pesos ($ 500) a Colombia Humanitaria. Ellos deberían hacer su donación porque quieren y no porque los usuarios nos unamos a su página, sin embargo, como no lo van de manera tan altruista démosles un empujoncito haciendo clic en el botón Like (Me gusta) en facebook para que crezcan sus fans, lo cual sería interpretado como un compromiso con sus seguidores. Además podemos demostrar como en otras oportunidades que internet sirve muchísimo cuando de ayudar a otros se trata y más aún si ellos son nuestros compatriotas.