jueves, octubre 21, 2010

Una nueva cruzada por la moral

Cada cierto tiempo surge un grupo de personas que reacciona de forma airada ante un acontecimiento que según sus sabias palabras es ofensivo y va contra la moral, ya sea esta fundamentada en principios religiosos o en los más férreos valores de la gente bien. 
En esta ocasión el turno es del Consejo de Padres para la Televisión de EE.UU que no aprueba unas fotos magníficas de Lea Michele, Dianna Agron y Cory Monteith, protagonistas de la serie Glee en la Revista GQ (Edición norteamericana). Para este grupo la sesión de fotos es hipersexual, para mi son sugestivas, y agregan que "Al autorizar este tipo de despliegue casi pornográfico, los creadores del programa han establecido sus intenciones respecto a la dirección de la serie. Y no es buena para las familias". 
Realmente esa reacción me parece desmedida y escapa de mi entendimiento como una sociedad como la norteamericana tan pervertida en muchos aspectos puedo contar con miembros que elevan un memorial de agravios ante cosas tan triviales como esta aparición en calzones de un par de jóvenes pero no se manifiesta ante las atrocidades que sus gobernantes han llevado a cabo en distintos destinos del planeta en nombre de la libertad y el progreso. O por ejemplo porque no hacen una declaración contundente en rechazo de las leyes anti migratorias que niegan la esencia de su nación. 
Espero que los lectores opinen y nos digan a todos si están de acuerdo con la reacción del grupo de padres o por el contrario tienen una visión más cercana a la mía.
Por el momento, dejo para quienes quieran verlas, las fotos de la polémica en Picasa y un vínculo a un resumen del artículo llamado ‘Glee’ Gone Wild.